LIDIA VÁZQUEZ

Hola!

Soy Lidia Vázquez
Terapeuta transpersonal y sistémica, en mi camino he descubierto la importancia de la colocación en el lugar que nos corresponde como individuos dentro de nuestro sistema, desde lo fenomenológico y la intuición. También soy una apasionada de la naturaleza y de los animales, imprescindibles en mi experiencia, los cuales nos ayudan a conocernos mejor. Son fieles aliados en nuestro momentos más contractivos y en nuestro despertar de la conciencia de unidad. Actualmente también, practico yoga y meditación, atendiendo tanto a mi cuerpo como a mi mente. En este instante vital me siento plena, con fuerza para tomar mi vida con lo que me traiga en cada momento y mi propósito se basa en mi propia vivencia y transformación, para que otros como yo, puedan también, transformar su camino. Por este motivo me pongo a disposición, siempre desde un profundo respeto, confianza y amor genuino.
Miembro RPT: A-01856

FORMACIONES DE LA EDTE

  • Facilitadora en Terapia Transpersonal Primer Grado
  • Experta en Terapia Sistémica Transpersonal

OTRAS FORMACIONES:

  • Estrés 0.0: Vive mindfulness 
  • Más allá del Yo Adicto: Un camino de salida 
  • 21 claves para una Alimentación consciente y saludable
  • Profundiza en el vínculo con tu mascota: Una convivencia consciente

Conozca todas las teorías, domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana, sea tan solo otra alma humana.

Carl jung

Comprensiones sobre las que se asienta mi trabajo

  • Cuando comprendemos que la vida es lo que es y no lo que queremos que sea, el sufrimiento desaparece.
  • Tomar nuestra vida y hacernos responsables de ella y de lo que nos pasa dejando de culpar a los demás, nos da la libertad de poder elegir.
  • Descubrirnos internamente, el funcionamiento de nuestra mente, nuestro cuerpo, nuestras emociones, nos da el poder de gestionar ese mundo nuevo y conocernos en lo que realmente somos:  esencia, luz, amor, calma, dicha, plenitud…
  • El dolor y la tristeza son nuestros aliados en el camino hacia lo profundo. El dolor, una vez visto te hace crecer y la tristeza limpia nuestra alma.
  • Somos seres completos con nuestras luces y nuestras sombras, todo esto, acogido con amor, nos permite ver la grandeza de la vida y de nosotros mismos.
  • Y que decir de la gratitud, agradecer desde la humildad nos abre puertas de comprensión, puertas que antes ni si quiera hubiéramos visto.

Áreas en las que desarrollo mi vocación

A través de la terapia transpersonal y sistémica comprendemos  la importancia que tiene nuestro sistema familiar para sanar nuestras heridas y poder vivir la vida plenamente, aliviando nuestro dolor, trascendiendo el sufrimiento Y todo desde la consciencia y el momento presente.

La escucha  y el sostén de la emoción que se propician en un espacio de plena confianza, es lo que más me ha ayudado en mi viaje interior de autoconocimiento.

Comprender y atender esto, es lo que me ha traído hasta aquí con el impulso de acompañar a otros.

Esto es lo que tengo para ofrecer, para dar… Mi mirada amorosa y sin juicio se pone al servicio de aquellos que no le encuentran sentido a su vida, que son víctimas del  desánimo, que viven un conflicto de pareja o con los hijos, que no tienen claro cual es su propósito vital y experimentan pensamientos negativos recurrentes e incluso el duelo por nuestras mascotas.

Tantos motivos que nos hacen sufrir, y que nos desconecta de la paz interior.

Desde mi mirada sistémica, trabajo con constelaciones  familiares y anclajes, transitamos desde el niño/a al adulto y colocamos a papá y mamá y todo el sistema familiar en su lugar. Un lugar de amor y reconciliación.
 Sí A LA VIDA.

Sesiones online desde cualquier lugar del mundo

"Háblame, Te escucho"

* El titular de esta página personal es el responsable de todas sus actividades y de que los datos aquí facilitados sean veraces y estén actualizados.
La Red de Profesionales del Desarrollo Transpersonal es un espacio exclusivamente divulgativo e informativo, que declina cualquier responsabilidad relacionada con la actividad desarrollada por sus miembros, no interviene en sus actividades profesionales ni percibe beneficio económico por ellas.